Mineduc vuelve al texto aprobado

Luego de semanas de presión por parte de los asistentes de la educación y de la oposición, el Ejecutivo dio pie atrás a la indicación sustitutiva que hizo al proyecto de ley que crea un estatuto para los asistentes de la Educación, texto que fue presentado en el gobierno de la Presidenta Bachelet.

Antes de que comenzara la comisión conjunta de Hacienda y Educación del Senado, instancia donde se tramita el tema, afuera del edificio del Congreso en Santiago un grupo de paradocentes se manifestaron para pedir que se volviera a las indicaciones retiradas en mayo.

En una sala repleta de asistentes que esperaban una pronunciación, el titular del Mineduc, Gerardo Varela, anunció que «se han repuesto, por parte del Ejecutivo, las indicaciones originalmente aprobadas por la Cámara de Diputados (…). Los diputados y senadores de Chile Vamos nos hicieron ver la conveniencia (…) de que el ajuste (de las cuentas fiscales) no fuera en este proyecto de ley».

El proyecto planteado por el gobierno anterior contemplaba un informe financiero de $9.755 millones, lo que fue modificado en enero de este año con indicaciones que hacían alcanzar los $85.973 millones. Esto, por la asignación de bonos por experiencia y desempeño laboral. Sin embargo, en mayo de este año la nueva administración ingresó indicaciones bajando los costos a $ 25.296 millones, eliminando parte de los bonos. Esto es lo que finalmente se decidió dejar sin efecto, volviendo al plan inicial.

Con el esperado retiro de las indicaciones de parte del Ejecutivo, Arturo Escarez, vocero de los asistentes de la Educación, manifestó que «ahora quedamos bien, al retirarse las indicaciones que tenían que ver con lo económico. Pero también quedamos bastante preocupados por las indicaciones del área laboral».

La presidenta de la comisión de Educación del Senado, Yasna Provoste (DC), señaló que «el Gobierno reconoció, una vez más, una desprolijidad en lo que va corrido de su mandato y en esta oportunidad tenía un costo importante».

Los más de $85 mil millones que costará el proyecto se desglosan en un 39% para asignación de experiencia, 23% asignación de remuneración renta mínima, 18% bono desempeño laboral, 9% asignación por desempeño en establecimientos de alta concentración, y 11% aporte fiscal servicio de bienestar.

Publicado originalmente en El Mercurio

Deja un Comentario