En estos días se está tramitando en la cámara de diputados la aprobación del Proyecto de Subvenciones a niveles medios. Este sería un retroceso enorme en lo que se refiere a mejoras en educación, calidad y equidad de la misma, puesto que este proyecto busca mercantilizar la educación, lucrar con los recursos, esos mismos recursos que se niegan hoy en día a los establecimientos de educación parvularia que reciben financiamiento del estado, sobre todo a los jardines VTF, los cuales no cuentan en su mayoría con reconocimiento oficial, requisito para ser beneficiario de esta subvención; por el contrario los colegios y el sector privado tendría acceso a esta, y se verían beneficiados, dejando nuevamente a los jardines VTF como el sector más desfavorecido.

Se dice que esta es una millonaria inversión en educación y beneficiará a los niños y niñas, pero no se dice que se dejará de invertir en educación pública, gratuita y de calidad, incumpliendo con un compromiso de este gobierno y de gobiernos anteriores, dejando a los menos favorecidos en precarias condiciones como lo es desde un principio con los jardines VTF.

El sector VTF es reconocido por la entrega de educación de calidad a pesar de sus condiciones precarias y bajo financiamiento. Los diferentes gremios VTF han sostenido reuniones con diputados y senadores exponiendo indicaciones, recordando que no se rechazan los fondos, sino más bien la forma de la iniciativa, esta ley es una ley disfrazada de beneficio para niños y niñas de niveles medios, pero en realidad no es más que lucro, mercantilización, privatización de recursos que son necesarios, pero no a través de este proyecto.

Las principales razones por las cuales consideramos que este proyecto no ayuda en la mejora de las condiciones de los Jardines VTF son:

  1. Este proyecto favorecería principalmente a los niveles medios del sector privado y de los colegios, ya que en su mayoría cuentan con reconocimiento oficial a la fecha.
  2. Fomenta la creación de más jardines privados, dejando de invertir en educación pública, gratuita y de calidad.
  3. La inversión comprometida para que los jardines VTF obtengan el reconocimiento oficial, se ve afectado, puesto que no se busca subsanar las grandes y verdaderas falencias de los jardines VTF que concretamente tienen que ver con infraestructura, sino más bien está enfocado en mejoras estructurales mínimas, para disminuir el gasto
  4. La subvención será considerada según la asistencia de niños y niñas, por lo mismo los recursos serán variables, por tanto, no se podrá asegurar la entrega continua de un servicio de calidad.
  5. Al adscribir a los niños y niñas al sistema escolar, se entiende que ingresan a un sistema en el cual se escolariza a niños y niñas, cabe destacar que a pesar de estos motivos, padres, madres y apoderados que lo requieran postularán a sus hijos en los colegios a temprana edad, pues el sistema de admisión escolar les permitirá tener acceso desde menor edad con menor dificultad, asegurando la vacante. Por esta razón los jardines VTF y los que atienden a niño y niñas de los niveles medios (entre los 2 años y los 4 años), tendrían una disminución inminente en sus matrículas, por ende, esto generaría que al igual que pasó con el nivel Transición 1, ocurra con los niveles medios y estos niveles desaparezcan en los jardines VTF, y por ende su financiamiento. (aumentando el desempleo de las funcionarias que se desempeñan en los establecimientos VTF)
  6. Para percibir esta subvención, los establecimientos deben tener al menos un 15% de alumnos prioritarios o preferentes, cabe destacar que en los jardines VTF los criterios de selección los aplica Junji, y es esta entidad la encargada de priorizar a niños y niñas según los criterios de selección e indicaciones que se les entregan año a año para el proceso de inscripción, selección y matricula. Por lo tanto, se impone un criterio que no se puede manejar en los establecimientos VTF, ni sus administraciones.
  7. El aporte que supone para niños y niñas con necesidades educativas especiales es ínfimo, para la contratación de personal acorde o equipo multidisciplinario, que oriente el quehacer educativo y pueda atender las reales necesidades de los párvulos.
  8. Se debe considerar además la falta de diagnóstico profesional que los niños y niñas con NEE (necesidades educativas especiales) presentan en los jardines infantiles, muy pocos son informados o derivados a especialistas para su detección temprana, ya sea por falta de recursos, carencia de conocimientos, falta de tiempo, o de derivación.
  9. Este proyecto contempla una modificación de la asignación del artículo 3 de la ley de homologación para las funcionarias que se desempeñen en este nivel. Lo que perjudicará la continuidad del percibimiento de ésta y por lo tanto será un retroceso en un logro económico ya conseguido.

Por todas las razones anteriores, informamos y solicitamos apoyo para que los diputados rechacen este proyecto que no aporta en la mejora de la Educación Temprana

 

Fuente: Comunicado del 4 de Noviembre de Federaciones de Federaciones de Jardines VTF

Categories: Educación, Quienes Somos

Deja un Comentario